LETRAS

Año 2005 - Copyright Somos

Mi mente


Hoy domino mi mente.

Hay más fuerza en mi cuando escucho tu voz.

No veré, yo sé.

Como andar sin oír tu voz que todo lo ha deshecho.

Controlame, llevame.

Si perder fue siempre tu red.

Controlame, llevame.

Donde sea el rey y pueda sentir,

juega a predecir ahí pierdes.

Juega a no perder, borra lo que vi

puedo no sufrir si mientes.

Donde sea el rey y pueda sentir,

juega a predecir ahí pierdes.

Juega a no perder, borra lo que vi

puedo no sufrir si mientes hoy.

Vives tan bien en mí,

porque no hay temores.

Hoy voy bien, lo sé.

Puedo andar si oír tu voz que todo lo ha deshecho.

Controlame, llevame.

Si perder fue siempre tu red.

Controlame, llevame.

Donde sea el rey y pueda sentir,

juega a predecir ahí pierdes.

Juega a no perder, borra lo que vi

puedo no sufrir si mientes.

Donde sea el rey y pueda sentir,

juega a predecir ahí pierdes.

Juega a no perder, borra lo que vi

puedo no sufrir si mientes hoy.

Es mi mente.

Hoy mando yo.




Pienso en ti


Pienso en ti.

Y vuelvo a vivir recuerdos que al fin puedo sentir.

Hay en ti momentos que ya quedaron atrás

se perderán.

Sin piedad clavaste en mí la espina que alguna vez creció.

Y el dolor se encarna en mi piel,

no deja crecer todo mi amor.

Si te vas, si te vas,

ya no puedo más imaginar.

No encuentro respuestas

que me ayuden a olvidar.

Pienso en ti.

Solo en ti.

Hoy canto por vos.

Siento tu voz pidiendo,

sabrás que no doy más.

Hoy canto por vos.

Siento tu voz pidiendo,

sabrás que no doy más.

Hoy canto por vos.

Siento tu voz pidiendo,

sabrás que no doy más.

Pienso en ti.




Nadie llega al sol


Caen, piedras sobre mí.

Y me atrevo a irme siempre sin temor.

Brisas, de un tiempo sin fe.

Donde el muerto vive pretendiendo ser.

Y en mí, ya no hay valor.

No hay más prisas donde voy.

Sentimientos desgarrados hoy.

Sangran en mí, crucifican mi razón.

Nadie llega al sol,

sin poder convertir la pena en fuerza,

ni la fuerza en paz.

No! No hay como vivir.

Si el poder decide cuándo has de morir.

Hay, formas de olvidar.

Pero las cicatrices cuentan la verdad.

Y en mí, ya no hay valor.

No hay más prisas donde voy.

Sentimientos desgarrados hoy.

Sangran en mí, crucifican mi razón.

Nadie llega al sol,

sin poder convertir la pena en fuerza,

ni la fuerza en paz.

Nadie ha llegado a hacerlo.

Puedo verlo hoy.

Nadie.

Alguien.

Nadie.




Lobo


Hay en ti dolor.

Ya no puedes soportar.

Sólo en mi pasión.

Hoy no logras despertar.

Llega la noche a la ciudad.

Un lobo suelto acechará,

sobre la carne de un menor.

Se esconde en él un violador.

Pretende ver su realidad

con falsa identidad.

Intenta ver su cualidad

y exige calidad.

Hay en ti dolor.

Ya no puedes soportar.

Sólo en mi amor,

hoy no logras despertar.

Acelera el corazón.

Crucifica mi pasión.

Santifica la emoción.

Y dame más de lo que das.

Mujeres sombra dicen ser.

Dejando huellas de placer.

Marchando en rumbo van sin ver,

que nada pueden resolver en su dolor.

Ya no puedes respirar.

Sienten el sabor.

Ya no pueden olvidar.

Acelera el corazón.

Crucifica mi pasión.

Santifica la emoción.

Y dame más de lo que das.

Ya no puedes soportar

Ya no pueden olvidar que un lobo suelto está.

Acelera el corazón.

Crucifica mi pasión.

Santifica la emoción.

Y dame más de lo que das.




El anzuelo


Muerto sin vivir puedo renacer.

Y amanecer sin sentir.

Ni amores me atraen.

Lloro sin sufrir.

A veces reír es más triste que partir.

Tengo que salir.

Siento que buscando vivir,

habrá en mi, lo que no hay en ti.

Pienso que queriendo sentir,

viviré aunque me aleje.

Puedo hacerme mal.

Suelo no escuchar.

Si alguien habla de mi,

los miedos se van.

Nunca me animé.

Siempre me encerré.

Y que el sol se va soñé.

La noche entro en mi.

Siento que buscando vivir,

habrá en mi, lo que no hay en ti.

Pienso que queriendo sentir,

viviré aunque me aleje.

No hay dos veces,

ya no intento recordar,

menos tenerte.

No hay dos veces,

uno siempre puede estar,

otro esconderse.




Solo anhelos


Quiero poder ser fiel amigo del destino.

Andar mi ciudad conociendo la verdad.

Sentir y crecer, no vivir tan deprimido.

Despertando, sintiéndome mal.

Quiero poder ver las manos que me abrazan.

Dejar de olvidar lo que ayer fue amistad.

Pensar y creer que las cadenas no me atan.

Y el camino sigue estando en mí.

Corazón que dice siempre la verdad.

Él sabe que callar esconde lo real.

Quiero poder ser con el dolor que me acompaña.

Dejar mi soledad y caminar sobre el mar.

Hoy quiero soñar que le gente no se engaña.

Y el camino sigue estando en mí.

Corazón que dice siempre la verdad.

Él sabe que callar esconde lo real.




Sociedades heridas


Se abren las puertas del final.

La luz se hace oscuridad.

Y mi noche fría sufre su verdad.

Las heridas nunca sanan.

La historia cría el funeral.

Su raza se hace irreal.

Con la mentira viva entre mi piel.

Las heridas nunca sanan.

Siempre abiertas van.

Buscando la unión.

Gritos se oirán.

Nacen de mi voz.

Las garras siempre están clavándose,

pudriéndose en mi ser.

Se hace imposible evitar,

que el dolor se haga carnal.

Con las espinas vivas entre mi piel.

Sé que la razón responde y me hace bien.

Dejándome solo.

Sí hoy puedo andar y volver a sufrir.

Pero estoy cansado.

Las heridas nunca sanan.

Siempre abiertas van.

Buscando la unión.

Gritos se oirán.

Nacen de mi voz.

Las garras siempre están clavándose,

pudriéndose en mi ser.




Palabras de Diós


Puedes vivir de lo que soy.

Sueña a soñar al menos hoy.

Porque lo mejor te lleve fuerte a donde voy.

Deja de llorar.

Deja sentir y de sufrir.

Sueña y piensa en resistir.

Porque lo peor te para siempre el corazón.

Y te hace llorar.

Déjame llorar.

Sólo quiero que veas quien soy.

Que me acompañes donde voy.

No hay invierno sin tu amor.

Intenta verme.

Dame fuerza una vez más.

Pueden herirme sin razón.

Pueden decirme no hay un dios.

Porque el mal camino siempre elije el corazón.

Y te hace estallar.

Puedes contarme tu dolor.

Puedes creer que soy quien soy.

Porque lo que pido siempre firme es lo que doy.

Fuerza para amar.

Necesito amar.

Sólo quiero que veas quien soy.

Que me acompañes donde voy.

No hay invierno sin tu amor.

Intenta verme.

Dame fuerza una vez más.

Solo amor y un dolor

Suena hoy mi canción.




Alguien


No hay un “sí” por ser.

No hay un “no” que traiga paz.

Y no hay nadie que tenga razón.

Ya no hay nada entre tu y yo.

Ni notas que me voy.

Dejándome ir tan solo.

Si alguien,

alguien me acompaña,

tu amor perseguiré.

Si alguien me enseña a amarte,

ya no estaré sin ti.

Te vuelvo a ver,

y no lo puedo creer.

Tan frágil,

te extraño en mí.

Sin ti es mejor no ser.

Vivir, morir todo da igual.

Si se acaba el aire entre los dos,

hoy mis manos ya no están.

Y a ti no atrapan más.

Ahí siento que escapás.

Si alguien,

alguien me acompaña,

tu amor perseguiré.

Si alguien me enseña a amarte,

ya no estaré sin ti.

Si alguien,

alguien me acompaña,

hoy me quedaré sin ti.




Más


Ella camina sin mirar atrás.

Extraña soledad.

Que deja todo y va hacia algún lugar,

dejando huellas.

Yo las persigo siempre hasta el final.

La vida me obligó.

Por eso siento que ella está,

dando vueltas.

Ella no espera, no sabe quien soy.

Tampoco lo sé yo.

Me deja solo siempre a donde voy.

Nunca es sincera.

Ya no resisto más este dolor.

Mi cuerpo se cansó.

Hoy veo que se arruinó,

dando vueltas a su lado.

Ya le di mi sangre,

y no le daré más.

Ya le di mi sangre,

y no le daré más.

Ella no espera, no sabe quien soy.

Tampoco lo sé yo.

Me deja solo siempre a donde voy.

Nunca es sincera.

Ya no resisto más este dolor.

Mi cuerpo se cansó.

Hoy veo que se arruinó,

dando vueltas a su lado.

Ya le di mi sangre,

y no le daré más.

Ya le di mi sangre,

y no le daré más.




Pueblos libres


Acorralándose vive el que puede ver,

atrocidades que atacan su ser.

Comprenden que al final la bomba va a estallar.

Y los temores nuestros se agruparan.

Ya el pueblo arde.

Ya pidiendo más.

Ya busca al culpable.

Ya no aguanta más.

Ríen burlándose de nuestra dignidad.

Ya nada es real lo turbio es legal.

En vez de darnos pan,

nos quitan lo que no hay.

Débiles nos quieren ver,

resistimos igual.

Ya el pueblo arde.

Ya pidiendo más.

Ya busca al culpable.

Ya no aguanta más.

Siendo fuertes somos más.

Y no podrán robarnos la piel.

Dejarnos caer,

ni nuestros nidos quemar.

Vientos libres llegaran, se harán real.

Luchar como un buey,

tirar la pared.

No importa ganar o perder.

Ya el pueblo arde.

Ya pidiendo más.

Ya busca al culpable.

Ya no aguanta más.




Algo más


Te vas,

te llevas lo que es mío,

y algo más.

Ya sé que será el tiempo el castigo,

mi verdad.

Tendré,

que retomar el camino,

más atrás.

Y así,

tal vez recobren sentido,

mis palabras.

Cree en mí.

creo en ti.

Me puedes ayudar.

Cree en mí,

creo en ti.

Me puedes rescatar.

Yo se,

todo lo que he prometido,

y hoy no está.

Quizás,

mi enfermedad me ha prohibido,

darte paz.

Dame algo más y me habré fortalecido.

Podré cambiar.

Y así,

hacer real mi destino,

a tu lado.

Cree en mí.

creo en ti.

Me puedes ayudar.

Cree en mí,

creo en ti.

Me puedes rescatar.

Vos dijiste,

quien resiste se puede levantar.





  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White Twitter Icon

© 2017 SomoS - Nuestrosomos Águila Negra Estudio